Quantcast
El tiempo en: Conil
Jueves 20/01/2022  

Cojetusa y Urbaser agotan sus horas a la espera de sucesores

El objetivo del Ayuntamiento es cerrar todo el proceso antes de que finalice el presente año

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La intención municipal es que una vez llegado el otoño haya otra empresa al frente del transporte urbano.
  • Martínez recibe esta semana a varias empresas para el transporte público
  • La alcaldesa confirma que hay tres empresas interesadas en el servicio de limpieza
24 horas después de la emisión del esperado programa de Onda Jerez protagonizado por la alcaldesa de la ciudad, Pilar Sánchez, prosiguen los análisis, las interpretaciones y las lecturas sobre las respuestas ofrecidas a lo largo del espacio. De entre ellas, sobresalen las referentes a la postura municipal ante dos de las empresas concesionarias más relevantes que operan en las calles jerezanas: Cojetusa y Urbaser. Y la conclusión principal es que tanto una como otra están agotando sus últimas horas a la espera de sucesor.
Primero le tocará el turno a Cojetusa, que puede decir adiós una vez que acabe el verano, mientras que Urbaser lo hará en enero de 2011, tal y como desvelamos recientemente tras un encuentro del concejal de IPJ, Antonio Conde, con el responsable de la firma en la ciudad y el comité de empresa.
Para cumplir con los plazos, primero tendrá que cerrarse el acuerdo con las nuevas adjudicatarias. En este sentido, Sánchez reconoció que la delegada de Movilidad, María del Carmen Martínez, mantiene esta semana un encuentro con varias empresas interesadas en pujar por el servicio del transporte urbano -hasta un total de cuatro se adelantó hace unos días desde el propio Ayuntamiento-, con el objetivo de poder cerrar todo el proceso administrativo llegado el otoño.
Sobre Urbaser, encargada del servicio de limpieza viaria, la alcaldesa también reconoció las evidencias: “Se quiere ir y, de hecho, se va a ir”, apuntó, por lo que ya se ha abierto el proceso de contacto con empresas del sector interesadas en presentarse al nuevo concurso de adjudicación. En este caso confirmó que son tres las interesadas, e incluso se atrevió a destacar que una de ellas parece muy bien posicionada, aunque por ahora se cuenta con mayor margen de maniobra para concretar el nuevo acuerdo.

deudas
La cuestión de fondo no es sólo de prestación de servicio, sino laboral, y propiciada por la deuda acumulada por el Ayuntamiento tanto con Cojetusa como con Urbaser, aunque Pilar Sánchez recalcó que el origen de todo el conflicto procede de mucho más atrás, y se limitó a destacar los esfuerzos realizados por su Gobierno para ir recortando la deuda que el Consistorio mantiene con ambas concesionarias.
En ambos casos, citó que se trataba de empresas que estaban en la ciudad desde 1995, y que cuando ella llegó a la Alcaldía diez años más tarde comprobó que apenas se les había pagado nada desde el Ayuntamiento en todo ese tiempo. En el caso de Cojetusa, Sánchez destacó que se le abonaron 10 millones de euros en ese momento y que desde entonces se le ha ido pagando “como hemos podido”, mientras que en el de Urbaser también se abonó una cantidad destinada a pagar parte de la deuda, adquirir equipos e incrementar la plantilla, aunque con el tiempo se ha visto que las aportaciones eran ya insuficientes para proseguir con un servicio de calidad.

TE RECOMENDAMOS