Quantcast
El tiempo en: Conil
Jueves 18/08/2022
 

Conil

Ruiz Boix: “El proyecto del PSOE para Conil mejorará la economía y el empleo”

Hablamos con Juan Carlos Ruiz Boix, secretario general del PSOE y presidente de la Diputación, tras el comité provincial celebrado en la Janda

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Juan Carlos Ruiz Boix, presidente de la Diputación.
  • "El gobierno de la Diputación ha dado muestras de no tener ningún tipo de sectarismo y de estar volcado con todos los municipios de la provincia"
  • "Los medios de comunicación deberían ser altavoces para que se sepa que el aumento del IPC se vive aquí, en Francia y en Alemania"
  • "El proyecto del PSOE en Barbate, Conil y Vejer mejorará la economía y el empleo"

A comienzos de julio, Juan Carlos Ruiz Boix, secretario general del PSOE en la provincia, tomaba posesión como presidente de la Diputación Provincial de Cádiz tras la renuncia de Irene García, que se marcha al Parlamento de Andalucía. Con él hemos hablado tras asistir en Vejer esta semana para presidir el Comité Provincial de cara a preparar las elecciones municipales.  Pese a haber alcanzado los objetivos marcados y acordados -líder provincial del PSOE y presidente de la Diputación-, Juan Carlos Ruiz Boix se ha encontrado de pronto con un contexto político poco favorable. De un lado la derrota en las elecciones andaluzas; del otro, el panorama adverso que se abre de cara a las municipales y que pone incluso en cuestión la continuidad del PSOE al frente de la Diputación. Ruiz Boix desvincula el resultado del 19J de lo que pueda ocurrir en mayo de 2023, pero sí es cierto que su mensaje a la militancia es ahora más contundente para afianzar el respaldo electoral en la provincia.

"Como secretario general del PSOE voy a intentar armar los mejores proyectos municipales para que el PSOE y su proyecto tengan el mayor apoyo posible en municipios como Barbate, Conil y Vejer, y se produzca el mejor relevo en estas poblaciones"

-Es usted el primer presidente de la Diputación que proviene del Campo de Gibraltar… ¿ya era hora?

-Pues la verdad es que después de 40 años de democracia, se resuelve una pequeña anomalía que es esa participación de un vecino del Campo de Gibraltar en la presidencia del Gobierno de la Diputación. Eso sí, con el reto de tener un trabajo y una dedicación equilibrada entre las seis comarcas de la provincia gaditana. Por lo tanto, voy a trabajar para que la Bahía de Cádiz, la Sierra, la Janda, el marco de Jerez y por supuesto, el Campo de Gibraltar, obtengan los mismos beneficios que espero que sean muchos, de la globalidad del gobierno provincial.

-En la toma de posesión habló de gestión dialogante, incluso con la oposición, pero con más intensidad…

-En primer lugar, formamos parte de un gobierno. No soy integrante de un nuevo gobierno, soy miembro del gobierno de Irene García, con quien compartía retos y objetivos que están centrados en el empleo, con la colaboración con los alcaldes y alcaldesas de los 45 municipios, y consolidar el Estado del Bienestar y las políticas sociales. Esos son los retos en los que trataré de profundizar y en cuanto a la intensidad, es que una cara nueva e intentaré estar al pie del cañón para prestar el mejor servicio en estos once meses que nos queda del mandato.

-Habló también de continuismo, pero en el organigrama se han introducido cambios. ¿Eran necesarios?

-Son cambios que van ligados a que la línea de la dirección provincial tenga una mayor similitud con el gobierno provincial. El PSOE tuvo un Congreso Provincial en diciembre del pasado año y la principal institución que dirige esta ejecutiva es la Diputación, y por lo tanto he intentado acompasar parte de los integrantes del gobierno provincial con esa dirección del partido. Pero son matizaciones, lo principal es que ha habido continuidad en las responsabilidades, en las áreas y en las delegaciones, porque a once meses de unas elecciones no veo necesario cambios mayores que puedan entorpecer la gestión. Hay que confiar en desarrollar los programas, las actividades y las inversiones comprometidas en estos tres años previos. Cuando uno planifica su trabajo, prevé cuatro años de realización, y ahora estamos en la finalización del actual mandato.

Juan Carlos Ruiz Boix, presidente de la Diputación.

-¿Su filosofía política apuesta por el municipalismo?

-Llevo 19 años en la gestión municipal. Comencé en el año 2003. Estuve cinco años como concejal de Gobierno. Luego tres como concejal portavoz en la oposición. Tuve la oportunidad de afrontar el reto de encabezar la lista del PSOE en San Roque en mayo de 2011 y desde entonces soy alcalde de esa ciudad. Llevo once años como primer edil y tras esa primera victoria, he consolidado mi gobierno con dos mayorías absolutas en 2015 y 2019. Por lo tanto, municipalista. Un alcalde se dedica a todo, desde fiestas a urbanismo, desde la gestión económica a la gestión del personal, desde la cultura al deporte. Es más, debería ser obligatorio que antes de acudir a cualquier tipo de responsabilidad legislativa en el Congreso, en el Senado o el Parlamento, tener experiencia local. Es una forma de trabajar en la que conoces el día a día la problemática que existe y aunque lleve 19 años, cada día aprendo algo nuevo.

-Irene García dejó la Alcaldía de Sanlúcar al asumir la presidencia de la Diputación. Usted mantiene ambos cargos…

-Entiendo que los ritmos y las decisiones que ella tomó las valoró en su momento y en este caso, soy otra persona y entiendo que puedo acumular  las dos gestiones, la Alcaldía de San Roque y la presidencia de la Diputación. Entre otras cuestiones hay que decir que un diputado provincial para contar con acta es obligatorio que cuente también con un acta de concejal. Hablamos de una institución de segunda vuelva, por decirlo así. En mi caso, me enfrentaré nuevamente al electorado para saber si estos tres años, y el que queda, mantengo su respaldo y su apoyo, para volver a ser alcalde y luego para ver si mis compañeros y compañeras del PSOE depositen en mí su confianza para presidir la Diputación durante un mandato completo y no los once meses actuales.

-Conoce perfectamente la Diputación y es un hombre conocedor de la provincia. ¿Es el paro el principal problema de Cádiz?

-Correcto. El desempleo en la provincia de Cádiz tiene dos retos. El primero es que se iguale el porcentaje de paro de la provincia, que desgraciadamente somos el farolillo rojo, con la tasa de desempleo andaluza. Para eso hay que bajar seis puntos. Aquí ronda el 25 por ciento y la andaluza el 19 por ciento. Y el segundo reto es equipararla a la del país, que está seis puntos más abajo que la de Andalucía con un 13 por ciento. Eso son los dos principales retos y entiendo que Cádiz necesita una mayor atención de todas las administraciones, del Gobierno de España, pero sobre todo de la Junta que es quien tiene las competencias en políticas activas de empleo.

-¿Hablamos de un paro estructural?

-Existe un problema de punto de partida en el que Andalucía, y en este caso Cádiz, partía ya con una alta tasa de desempleo y no se ha podido resolver, por lo que necesitamos las infraestructuras públicas y las inversiones necesarias para equipararnos con otras provincias.

-Pero contamos con un gran potencial ¿no?

-Sí, la provincia cuenta con todos los sectores que teóricamente se necesitan en la economía. Contamos con un sector agrario y ganadero muy potente. Somos la primera potencia exportadora en el sector agroalimentario. Tenemos una gran calidad de productos. Pero contamos con complejidades, como la orografía del terreno. Tenemos un sector industrial que es líder en Andalucía, con el polo petroquímico en el Campo de Gibraltar. También un sector naval y aeronáutico en la Bahía de Cádiz. Eso se traduce en el mayor porcentaje del PIB industrial en Andalucía. Pero seguimos muy distante del 20 por ciento del PIB industrial que se requiere en cualquier sociedad moderna. En Andalucía estamos por debajo del 10 por ciento y con este gobierno de Juanma Moreno, esa cifra está bajando. El País Vasco o Cataluña tiene un peso industrial sobre el PIB por encima del 20 por ciento. Ahí tenemos que trabajar, siempre con respeto al medio ambiente y la salud, pero hay que incrementar ese porcentaje. Es un sector que genera convenios colectivos de bastante poder adquisitivo. Y luego contamos con un sector de servicios, en el que podemos incluir el turismo, que crece y crece. Aún así, adolecemos de infraestructuras que permitan a todos estos sectores competir en igualdad de condiciones.

-Díganos un ejemplo de esa falta de infraestructuras…

-Pues tenemos el primer puerto de España como es el de Algeciras y no cuenta con salida ferroviaria. Valencia tiene cuatro y Barcelona tres. Nosotros tenemos una vía del siglo XIX que no reúne los requisitos de competitividad que necesitan los agentes económicos y sociales. Otro ejemplo lo vemos en la autovía del Mediterráneo que desde Barcelona ‘casi’ se puede llegar a Cádiz, pero se para en Algeciras y no transcurre hacia Tarifa y Vejer. Y debo decirlo, eso es culpa del PP que incumplió un acuerdo cerrado a finales del siglo pasado.

-¿A qué se refiere?

-A un acuerdo entre la Junta, con Manuel Chaves, y el Central, con Aznar, sobre dos actuaciones, La Jerez-Los Barrios y la Algeciras-Vejer. Ambas administraciones decidieron, con acierto, separar la responsabilidad, siendo la Junta la que acometería la Jerez-Los Barrios y el Gobierno de Aznar, la segunda actuación. Chaves, cuyo legado es muy positivo para la provincia, cumplió y construyó esa importante vía de comunicación entre las dos bahías. Pero Aznar no cumplió con la provincia y se justificaron diciendo que atravesaba un parque natural como es el del Estrecho. Un problema que sí se resolvió en la Jerez-Los Barrios que atraviesa el Parque de Los Alcornocales y con un reconocimiento medioambiental de Europa.

-Tanto la conexión ferroviaria, con ese desdoble de la N-340 son demandas casi históricas…

-Sí, esa son las de siempre y que desgraciadamente no se resuelven. Tenemos nuevas demandas. Es extraño, raro, que una provincia con tres cabeceras no tenga comunicación ferroviaria entre Algeciras-Jerez y Algeciras-Cádiz. Es extraño que los puertos de Algeciras y Cádiz no tengan comunicación terrestre. Hablo también de los tránsitos en el camino comunicarían a varios municipios, y por ejemplo, Vejer estaría más cerca de Cádiz.

-Deduzco de sus palabras que son actuaciones que al final no se van a llevar a cabo…

-No, lo que ocurre es que hay que elevar la voz para decir que tenemos dos diferenciales negativos que requieren de un especial esfuerzo y una especial dedicación que estoy convencido que el resto de provincias andaluzas comprenderán que Cádiz requiere esa especial atención para igualarnos. Los gobiernos socialistas siempre hemos defendido la solidaridad, y en este caso el reto de tener igualdad. Y estoy convencido que ocurrirá lo mismo con el resto de comunidades autónomas respecto al problema que tiene Andalucía para que obtenga planes extraordinarios de empleo como los que el Gobierno de España ha ofrecido ya a la Junta en dos ocasiones, con importe de 50 millones de euros cada uno, en 2021 y 2022, pero vemos la inacción de la Junta, su falta de ejecución de ambos planes.

Juan Carlos Ruiz Boix, presidente de la Diputación.

-El PSOE cuenta con 22 alcaldías en la provincia… estamos a menos de un año para las elecciones municipales. ¿Deben temer los regidores y regidoras que no sean de su partido de una actuación sectaria desde la Diputación?

-El gobierno de la Diputación ha dado muestras de no tener ningún tipo de sectarismo y de estar volcado para que los 300 millones de euros de gestión y ejecución, siendo 1,7 más eficiente que cuando Loaiza (PP) era presidente de la institución provincial, repercutan en las seis comarcas, los 45 municipios, diez ELAs, sin ningún tipo de sectarismo. Pero también le puedo decir que las alcaldesas y alcaldes de otros municipios tendrán lealtad absoluta del presidente de la Diputación de Cádiz, pero que como secretario general del PSOE voy a intentar armar los mejores proyectos municipales para que el PSOE y su proyecto tengan el mayor apoyo posible en municipios como Barbate, Conil y Vejer, y se produzca el mejor relevo en estas poblaciones que requieren un mayor impulso y de una nueva dirección. Estoy convencido que esos tres proyectos locales del PSOE que he comentado harían mejorar las actividades económicas y el empleo en esos tres municipios.

Juan Carlos Ruiz Boix, presidente de la Diputación.

-¿Espera que el PP recrudezca sus ataques contra su gestión?

-El PP debería defender los intereses de Cádiz en la Junta de Andalucía. Y atender las reivindicaciones del programa electoral del PP del 2018. No quiero ni que cumplan con la visión del PSOE en 2018 o las del nuevo programa actualizado en 2022. A mí me gustaría que el PP cumpliera con la palabra dada en 2018. Por ejemplo, que Valcárcel fuese una realidad, el segundo hospital en la capital fuese una realidad o que la Ciudad de la Justicia en Cádiz capital fuese una realidad. Eso solo en la capital. Me gustaría que la Arcos-Antequera fuese una realidad y que el plan de 112 medidas en la lucha contra el Brexit en el Campo de Gibraltar fuese una realidad. El PP solo ha dado muestras de mala gestión y de control de los medios de comunicación. Muy poca chicha, y muy poca limonada. No hay gestión. Juanma Moreno lo que ha hecho es apropiarse de la buena gestión del Gobierno de España y criticar algunas cuestiones propias de la pandemia culpando al Gobierno de España.

-Tras el fracaso electoral en las autonómicas, usted comentó que quizás el PSOE se equivocó en las formas de comunicar su mensaje.

-El 19 de junio hay que tener en cuenta que la mayoría del electorado progresista decidió no acudir a las urnas. Hay una abstención del 47 por ciento. Esa realidad vino motivada por una decisión estratégica del PP que utilizó todos los altavoces posibles para desmovilizar a la población y trasladar un resultado previo, en este caso una victoria del PP, con lo que no era necesario acudir a las urnas. Desgraciadamente lo hicieron bien porque lograron una bajísima participación. Nosotros no pudimos recuperar al electorado progresista y también hemos llegado tarde en el cambio y relevo que se hizo en noviembre pasado. Pero hemos iniciado un proceso de escucha activa, de participación con muchos colectivos, hemos recuperado la calle, hemos participado en numerosas manifestaciones para defender la sanidad y la educación pública. Y hemos retomado ese contacto que lamentablemente habíamos perdido y quizás lo hayamos hecho algo tarde. Pero vamos a seguir profundizando en ello. Tenemos un candidato, a un líder como Juan Espadas, que es muy trabajador y honesto. Además ya vivió una gran victoria del PP en Sevilla en 2011 y en 2015 el proyecto de Espadas fue acreedor de la Alcaldía, por lo que estoy convencido que en 2026 Juan Espadas será presidente de la Junta.

-¿Qué opinión le merece las últimas medidas del Gobierno de Pedro Sánchez al anunciar impuestos a la banca y las grandes empresas energéticas?

-Son medidas positivas esas medidas que son un nuevo compromiso con la clase media trabajadora que siempre ha respaldado al PSOE como el único partido capaz de redistribuir la renta. La renta se redistribuye cuando hay beneficios exagerados como ocurría con los amigos de Ayuso en la compra de las mascarillas, o con los amigos de Sanz con los maletines en la gestión de la Junta de Andalucía, o como ocurre con los beneficios a mansalva que están teniendo las energéticas o los bancos en estos tiempos de crisis. Unos tiempos de crisis que requieren la implantación de nuevas medidas impositivas que busquen el equilibrio. Y por supuesto, son medidas de izquierda que tratan de paliar los efectos de una crisis que no la ha provocado el PSOE. De ahí que los medios de comunicación deberían ser altavoces para que se sepa que el aumento del IPC se vive aquí, en Francia y en Alemania. Pero aquí sí tenemos un gobierno que toma medidas y se anticipa a esos problemas de forma que la sociedad todavía no es consciente de la gravedad que vive el mundo tras la invasión de Ucrania y tras la pandemia que hemos padecido. La situación es mucho más grave de lo que la gente percibe, y es que Pedro Sánchez quizás esté más volcado en corregir la situación y proteger a las familias, que en comunicar las decisiones. Y en este último Debate del Estado de la Nación creo que el proyecto socialista ha sido refrendado y creo que ha habido un ganador claro como es Pedro Sánchez y con él la población del país que contará con dos impuestos a la banca y sectores energéticos, con lo que ha quedado claro que estamos con las familias y la clase trabajadora.

-¿Es optimista de cara a mayo de 2023?

-Soy optimista porque me presento junto a 22 alcaldías del PSOE, siete presidencias de ELAs y miembros del gobierno provincial y de las mancomunidades que han presentado una gestión muy positiva que espero sea refrendada. Son alcaldes y alcaldesas que no han parado en estos años, atendiendo a sus vecinos y sé que han estado en primera línea de batalla. Y entiendo que hay 23 municipios en los que no gobernamos pero en los que desde febrero tenemos nuevas direcciones locales, algunas consolidadas  años atrás y otras nuevas. Direcciones locales que están fortaleciendo sus proyectos y trabajando en la elección de los mejores candidatos y candidatas para afrontar el reto de sumar más alcaldías. Y no solo me propongo repetir los resultados, sino mejorarlos. El debate de las municipales, eso está claro, no se parecerá en nada al resultado de las andaluzas.

TE RECOMENDAMOS