El tiempo en: Conil
Jueves 20/06/2024  

Conil

Inteligencia Artifical

¿Alcanzará la inteligencia artificial en algún momento a la inteligencia humana?

Publicado: 08/05/2023 ·
11:58
· Actualizado: 08/05/2023 · 12:05
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Inteligencia Artificial. -
  • Como todo, estos avances nos aportan múltiples ventajas pero también una serie de inconvenientes importantes

El mundo de la tecnología está alcanzando niveles increíbles de desarrollo en las últimas décadas. Dentro de éste están incluidas muchas ramas y variables diferentes: los transportes, la aeronáutica, la telefonía y el resto de sistemas de comunicación, la robótica, la informática, internet… A pesar de la importancia que tienen todos ellos, en este artículo vamos a centrarnos en un aspecto que está comenzando a tener cada vez mayor influencia en nuestras vidas, pese a que muchas veces pase completamente desapercibido para nosotros: la Inteligencia Artificial.

La Inteligencia Artificial es la combinación de algoritmos planteados con el propósito de crear máquinas que presenten las mismas capacidades que el ser humano. A pesar de su nombre, es una tecnología lejana en el tiempo, pues podemos fechar su origen en la década de los años 30, vinculada a nombres como Alan Turing, considerado el padre de la inteligencia artificial o al alemán Konrad Zuse, que diseñó en el salón de la casa de sus padres el Z1, el primer ordenador personal.

En la actualidad, esta tecnología está presente a todas horas en nuestro día a día. ¿Quieres comprobarlo? Solo tienes que abrir una de tus redes sociales ¿A que la mayoría de anuncios y sugerencias que recibes se corresponden a tus gustos, hobbies y temas de conversación? ¿Casualidad? No, no lo es. La inteligencia artificial es una herramienta muy potente para las principales empresas comerciales y generadoras de contenido mediático.

Otros aspectos cotidianos en los que interaccionamos con la Inteligencia Artificial son por ejemplo el asistente de voz de tu móvil que cumple funciones de asistente personal, tan familiares para nosotros que tienen incluso su propia personalidad (Siri, Alexa, Cortana, Googleassistant…), el GPS o sistema de geolocalización de nuestros automóviles, que nos permite localizar nuestra propia posición sobre la Tierra con una precisión de hasta centímetros o sin irnos más allá, las compras a través de las distintas plataformas de Internet, algo bastante cómodo y habitual que empezó a popularizarse desde el pasado confinamiento y cuyos algoritmos utilizan nuestro historial de búsqueda para determinar una selección de anuncios personalizados e influir en nuestras compras.

¿Alcanzará la inteligencia artificial en algún momento a la inteligencia humana? Según José Luis Cordeiro, todo un experto en el campo de las tecnologías y profesor en la Singulary University, en Silicon Valley, “para 2029 la inteligencia artificial habrá alcanzado o estará al límite de alcanzar a la Inteligencia Humana”.

Ventajas e inconvenientes

Como todo, estos avances nos aportan múltiples ventajas pero también una serie de inconvenientes importantes que están generando un intenso debate sobre su uso. Entre los posibles pros: nos permiten automatizar procesos, replicando las acciones humanas a través de un sistema informático, potencian las tareas creativas y reducen los tiempos empleados en análisis de datos. A la larga, un uso inteligente permite mejorar la eficacia y productividad laboral.

Esta ventaja es muy controvertida, algunos expertos calculan que en 2030 entre 75 y 375 millones de trabajadores tendrán que cambiar de trabajo y aprender nuevas profesiones pues la sustitución de personal laboral por sistemas informáticos provocará un fuerte aumento del desempleo. La falta de transparencia en los contenidos y el problema de desinformación que puede generar, la posible suplantación de personalidad por la creación de perfiles falsos, la manipulación intencionada de los algoritmos y el fuerte impacto ambiental por la elevada demanda energética y las emisiones de CO2 asociadas, son algunos de los problemas más serios que tendremos que asumir si nos dejamos conquistar por este tipo de tecnología.

La Inteligencia Artificial es uno de los inventos que más repercusión está teniendo en la sociedad en la que vivimos y como es lógico, acabará llegando a los centros educativos, quedando completamente a disposición tanto de alumnos como de profesores. Al ser una herramienta virtual estará disponible las 24 horas del día y desde cualquier lugar, aportando cierta flexibilidad al proceso de enseñanza-aprendizaje, tanto en tiempo, como en distancia.

Puede ser una herramienta muy cómoda para elaborar materiales de evaluación, crear contenidos, detectar los errores más habituales de los alumnos/as y personalizar su ritmo de aprendizaje, analizar y valorar gran cantidad de datos en poco tiempo, automatización de tareas repetitivas, tutoría virtual personalizada, preparación de pruebas de evaluación, resumen de textos, resolución de problemas etc…

Sin embargo, su gran eficacia se puede convertir a su vez en un gran problema si el alumnado no sabe hacer un uso responsable de estas herramientas. La posibilidad de elaborar cualquier tipo de trabajo escrito o solucionar tareas de forma cómoda rápida a través de una sencilla conversación con un chatbot genera un peligroso engaño en la evaluación del rendimiento de un alumno, que se verá superando de forma exitosa su trayectoria académica, pero sin obtener ningún aprendizaje significativo real. ¡Pan para hoy, hambre para mañana! Sin una base de conocimientos sólida, el fracaso educativo futuro es prácticamente innegociable.

   En un momento en el que el esfuerzo, la disciplina, el sacrificio y el afán de superación son valores cada vez menos valorados por la sociedad, este tipo de aplicaciones pueden generar tantos problemas como soluciones. Las posibilidades son enormes, es cierto, pero los riesgos de un mal uso pueden condenar al fracaso a toda una generación de estudiantes, que antepongan la comodidad al trabajo.

El futuro parece haber llegado. Solo la imaginación humana conoce cuáles son los límites reales de la Inteligencia Artificial. Podríamos estar frente al avance más grande en la historia de la humanidad. Pero, desafortunadamente, también podría ser el último si no hacemos un uso responsable y aprendemos a evitar sus riesgos.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN