El tiempo en: Conil
21/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Conil

Inmaculada Sánchez: "Conil ha estado gastando por encima de sus posibilidades"

La alcaldesa de Conil revela que el remanente desciende de 13,6 millones de euros a 4,7 millones de euros y critica al anterior gobierno de IU

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Inmaculada Sánchez, en la Alcaldía en Conil

La alcaldesa de Conil, Inmaculada Sánchez, ha dado a conocer los aspectos más destacados de la liquidación del presupuesto municipal del pasado año. En este sentido, la máxima responsable municipal ha informado que la liquidación del presupuesto ha arrojado un remanente de tesorería para gastos generales de 4.693.369,97 euros. Este remanente, anunció, se destinará exclusivamente a pagar a proveedores y a cubrir el desajuste del capítulo de personal para garantizar los servicios básicos del Ayuntamiento.

Además, apuntó Inmaculada Sánchez que “el informe de intervención deja claro que el remanente, tomando como año base el ejercicio 2021, desciende de 13,6 millones de euros a 4,7 millones de euros en esta última liquidación, lo que se traduce en que el anterior equipo de gobierno se ha ido gastando el ahorro acumulado de ejercicios anteriores, por lo que no se va a poder garantizar cubrir el elevado nivel de operaciones pendientes de aplicar al presupuesto”.

Según los datos de la intervención municipal, la evolución de las obligaciones pendientes de aplicar al presupuesto en los últimos tres ejercicios es negativa y creciente, llegando a casi 10 millones de euros (9.271.187,30). Esto significa que el Ayuntamiento de Conil ha estado gastando por encima de sus posibilidades durante los últimos tres años en casi 10 millones de euros.

Por su parte, la delegada de Hacienda, Susana Bermúdez, recordó que “con el inicio del nuevo curso político en septiembre del pasado año hicimos públicos los datos de las cuentas del arqueo municipal para que la ciudadanía de Conil supiese que íbamos a garantizar los distintos servicios municipales hasta final de año. El anterior equipo de gobierno (IU) se dedicó a decir que había dejado 10 millones de euros con la intención de confundir a los vecinos, y explicamos que de esos 10 millones que había en las cuentas corrientes en el arqueo municipal, realmente habían dejado disponible la cantidad de 3,8 millones de euros, que se utilizaron en pagar entre el 16 de junio y el 28 de agosto facturas pendientes a proveedores, la gran mayoría heredadas de su mandato”.

“Tras la liquidación, y con los datos emitidos por los técnicos municipales, ya podemos decir que no es que hayan dejado 10 millones de euros para disponer de ellos, que es falso, sino que con sus presupuestos y su nefasta gestión, el Ayuntamiento ha venido gastando 10 millones de euros por encima de sus posibilidades en los tres últimos años”, finalizó Bermúdez.

Otro aspecto a tener en cuenta, de acuerdo con los informes emitidos, es el relativo a la ejecución de las subvenciones, donde se destaca el número significativo de subvenciones solicitadas y ligadas a proyectos de inversión iniciados por las distintas áreas en años anteriores. De estos proyectos se desprende la inexistencia de un diagnóstico y planificación rigurosa, careciendo de los medios humanos y materiales adecuados para su ejecución, control, seguimiento y justificación. Especialmente significativos son los proyectos EDUSI y NEXT GENERATION, que cuentan con una financiación afectada ya recibida en la tesorería municipal en ejercicios anteriores. Estos proyectos deberían haber permitido la realización de 16 proyectos, cuyo grado de ejecución a la fecha de cierre es prácticamente nulo, lo que pone de manifiesto la caótica gestión del anterior equipo de gobierno (IU) durante años.

La alcaldesa afirmó que “todo esto ha generado a este Ayuntamiento problemas a la hora de contratar personal para los refuerzos de verano o, por ejemplo, para prestar con normalidad los servicios por la falta de presupuesto y tener que esperar para pagar facturas. Por ello, a pesar de que es una situación heredada de la gestión del gobierno de Izquierda Unida, nos toca pedir disculpas porque a día de hoy es nuestra responsabilidad y anunciar que vamos a tomar medidas para que esta situación no vuelva a producirse”.

“Nos hubiera gustado comenzar este año con un presupuesto propio, pero acertadamente hicimos caso a los criterios técnicos que nos aconsejaban tener los datos de la liquidación del presupuesto. Una vez liquidado el presupuesto y analizada la situación, ya estamos en disposición de anunciar que vamos a comenzar a trabajar en un nuevo presupuesto que se aleje de la gestión de años anteriores y dé estabilidad y viabilidad al Ayuntamiento para los años futuros”, concluyó la alcaldesa.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN