Quantcast
El tiempo en: Conil
Viernes 17/09/2021

España

Ayuso aspira a un Gobierno "monocolor" con posibles fichajes de Cs y Vox

La presidenta madrileña y candidata del PP a la reelección se abre a incorporar a su equipo a miembros de otros partidos

Publicidad Ai
Cargando el reproductor....

La presidenta madrileña y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, aspira a gobernar a partir del 4 de mayo "en libertad" y "sin palos en la rueda" con un Ejecutivo "monocolor", pero se abre a incorporar a su equipo a miembros de otros partidos como Vox y Cs que sean "grandes gestores".

En una entrevista con la Agencia Efe, la candidata del PP a la reelección ha descartado repetir un Ejecutivo de coalición, tras la experiencia fallida con su exsocio Cs, a quien reprocha que "ahora mire mal a Vox", cuando han "presidido la Asamblea y vicepresidido el Gobierno" gracias a su apoyo.

Su "objetivo" es "tener un Gobierno en libertad" y "con grandes gestores" aunque provengan de otro partido, como Vox o Cs, pero que vaya "en una única dirección" para que "nada frene" su proyecto en Madrid y sus compromisos, entre los que menciona la bajada de impuestos y la "libertad de los ciudadanos".

"Ojalá no necesite a nadie (para gobernar) porque no tengo favoritos", asegura Ayuso preguntada por Vox y Cs.

Sus "matices" y "diferencias" con Vox, ha dicho, son conocidos, como el veto parental educativo -denominado 'pin parental'- o los "debates de seguridad ciudadana", en alusión a la polémica generada por el cartel electoral del partido de Santiago Abascal contra los menores extranjeros no acompañados.

"No me parece que sea lo más apropiado y menos ahora, pero de ahí a meterme con las diferencias a los lados, cuando las tengo inmensas con PSOE, Podemos y Más Madrid...", ha comentado.

Ayuso tampoco comparte las dudas vertidas por la candidata de Vox, Rocío Monasterio, sobre las amenazas recibidas en forma de carta con balas por el cabeza de lista de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, aunque cuestiona la actitud de los partidos de izquierda.

"Mi partido y yo siempre hemos criticado la violencia, siempre la hemos condenado viniera de donde viniera, y Podemos y estos partidos la empiezan a condenar cuando se les aproxima a ellos", ha dicho.

Insiste en su voluntad de gobernar en solitario tras las elecciones del 4 de mayo con un Ejecutivo "muy austero", en el que no haya "distorsiones" ni "cambios de pareceres", y con menos consejerías, al pasar de 13 a 10.

No ha desvelado si la exconsejera madrileña de Cs Marta Rivera de la Cruz o el exdiputado valenciano de la formación naranja Toni Cantó encabezarán alguna Consejería, pero sí que "premiará" a personas "que han estado al frente de la Comunidad de Madrid este tiempo" y que tengan "experiencia de gestión".

"Está por ver", ha dicho al respecto Ayuso, que advierte de que en una administración "hay muchos cargos y no tienes por qué ser consejero".

Sobre su gestión de la pandemia, asegura que volvería a tomar las mismas decisiones y presume de haber sido pionera en la compra de test de antígenos o en decir que había que "parar" la actividad al inicio de la crisis sanitaria porque el virus "estaba desmadrado".

En el puente de mayo, víspera de las elecciones, la Comunidad de Madrid no cerrará perimetralmente porque esta vez "curiosamente" no está obligada a hacerlo por el Gobierno y, además, Ayuso espera relajar las medidas según evolucione la pandemia.

De hecho, cuando haya una bajada "constante" de los contagios prevé "abrir un poco más los horarios comerciales", por ejemplo extendiendo el horario de las tiendas hasta las 23.00 o la restauración hasta medianoche.

En el plano económico, Ayuso anuncia que destinará 220 millones de euros en ayudas directas a empresas y autónomos que perdieron un 30 % de la facturación a causa de la pandemia, como peluquerías, academias, talleres, ferreterías, librerías o tiendas de 'souvenirs'.

Estas ayudas, cuya financiación provendrá de fondos autonómicos, son complementarias a las del decreto ley del Gobierno para el reparto entre las comunidades autónomas, a las que a Madrid le corresponden 679 millones de euros.

Podrán optar 75.000 empresas a través de la página web madrid.org el próximo 1 de mayo, tres días antes de las elecciones autonómicas del 4 de mayo, y el Gobierno regional se compromete a entregar estas ayudas "como muy tarde en el mes de julio".

El objetivo es, según Ayuso, "recaudar a la vez que se contribuye y se da un empujón para que no cierren aquellas empresas que ahora mismo están muy tocadas".

Además, ha avanzado que si vuelve a gobernar pondrá en marcha una "calculadora de impuestos" para que cada vez que el contribuyente pague sus tributos sepa "dónde va a ir su dinero".

También impulsará la ley de mercado abierto para que los empresarios puedan operar en Madrid "sin tener que modificar sus licencias y sin moverse de sus comunidades autónomas", y retomará su promesa de rebajar medio punto en todos los tramos del IRPF para "incentivar la economía".

COMENTARIOS