Quantcast
El tiempo en: Conil
Sábado 08/05/2021

Acento andaluz

Las prisas se apoderan de la política andaluza

En el transcurrir de la democracia y la autonomía, pocas entidades han sido capaces de conservar una preciada solidez en la vida institucional y política...

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Marín y Moreno.

En el transcurrir de la democracia y la autonomía, pocas entidades han sido capaces de conservar una preciada solidez en la vida institucional y política nacional y andaluza. Se desplomaron cimientos tan robustos como los que sustentaron el bipartidismo; se produjo un deterioro de la monarquía hasta cotas impensables; cayó en barrena la confianza ciudadana en la justicia independiente y, por perder, hasta el PSOE andaluz perdió la hegemonía que acumuló durante casi 4 décadas en las elecciones autonómicas. De la expansiva liquidez que se ha apoderado del tablero político ha intentado huir el Gobierno andaluz del PP y Cs, apoyado parlamentariamente por Vox. Pero en las últimas semanas sumamos muchos episodios que abonan la atmósfera de inestabilidad también en Andalucía. A ello han contribuido las prisas repentinas que les han entrado a casi todos los partidos y principales actores políticos de la comunidad.


Prisas del vicepresidente de la Junta, Juan Marín, de Ciudadanos, por intentar diferenciar su discurso de los mensajes del presidente Juan Manuel Moreno, del Partido Popular. Ha sido llamativo que, en un mismo día, el líder de la formación naranja dijera todo lo contrario que el titular de San Telmo en dos ocasiones y en dos asuntos de calado y de enorme sensibilidad y alcance. Si Moreno se mostró partidario de poner la segunda dosis de la vacuna de Astrazeneca a los menores de 60 años que ya han recibido la primera, Marín sostuvo que hay que “retirar inmediatamente” los viales de Oxford. Y si Moreno anunció que Andalucía estaría dispuesta a comprar vacunas por separado, Marín pedía al Gobierno central que evite que las comunidades autónomas puedan comprar vacunas por su cuenta.

Prisas le han entrado al presidente Moreno también por enterrar las hostilidades con el presidente nacional de su partido Pablo Casado tras la estrepitosa derrota de su candidato frente a la de Génova en las primarias del PP de Sevilla. Por cierto, nadie se cree la desternillante expresión “tándem de éxito Casado-Moreno” con el que el PP andaluz presentó el acuerdo entre las direcciones nacional y regional para que haya listas únicas en varias provincias donde asomaban nuevas guerras sin cuartel por el control de los territorios.

Hay que sumar las prisas de Vox por contestar cualquier decisión de la Junta, las prisas de Podemos e IU por presentarse con la marca electoral Unidas Podemos Andalucía, y las prisas también de ejecutivas provinciales socialistas porque se adelanten las primarias en el PSOE andaluz ante un posible adelanto electoral. Prisas, prisas y más prisas que anticipan un otoño movido y con sobresaltos en la agenda política andaluza.  

COMENTARIOS