El tiempo en: Conil
Jueves 20/06/2024  

Marbella

El hijastro de la alcaldesa de Marbella sobornó a un policía para obtener información

El hijastro de la alcaldesa ejercía de jefe de la organización y se ocupaba de mantener contacto con proveedores y clientes

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, en una sesión en el Senado. -

Joakim Broberg, hijastro de la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, sobornó presuntamente a un policía local de la ciudad para obtener información privilegiada, según se desprende del relato acusatorio del fiscal, en el que se le acusa de liderar una organización dedicada al envío de drogas al norte de Europa. 

El fiscal mantiene que Broberg, que se enfrenta a 22 años de cárcel por delitos de organización criminal, contra la salud pública y de blanqueo de capitales procedente del tráfico de drogas, durante 2019 realizó entregas de marihuana desde España a Francia con la colaboración de otra persona implicada en el procedimiento. 

El hijastro de la alcaldesa ejercía de jefe y se ocupaba de mantener contacto con proveedores y clientes, mientras que su colaborador realizaba entrevistas personales, seguimientos y servicios de lanzadera, según el escrito acusatorio, al que ha tenido acceso EFE. 

Durante ese tiempo Broberg tuvo contactos con el funcionario de la Policía Local Rafael Gallego, que presuntamente "facilitó información restringida de uso exclusivamente policial, a cambio de dinero en efectivo". 

El ministerio público señala que no se ha podido determinar el dinero ni la información que se intercambiaban en los encuentros ya que lo hacían de forma personal para no dejar rastro. 

El fiscal mantiene que Broberg, para facilitar la comisión de las actividades de ocultación del origen de los fondos con los que efectuaba sus actividades empresariales y de inversión, contó con la colaboración de su padre, el empresario sueco Lars Gunnar Broberg, marido de la alcaldesa, si bien no fue enjuiciado en atención a los problemas de salud que derivaron en su fallecimiento en marzo del pasado año. 

De las pesquisas se desprende que tras diferentes operaciones el hijastro de la alcaldesa y sus colaboradores blanquearon más de siete millones de euros, con sus actividades empresariales y de inversión en el sector inmobiliario y en la venta de oro. 

Además de la pena de prisión, el ministerio público solicita que se le condene a 30 millones de euros de multa.

La pena mayor que solicita el fiscal es de once años de prisión e inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena por un delito contra la salud pública relativo a sustancias que no causan grave daño a la salud cometido en el seno de una organización de la que era el jefe y que estaba integrada por una treintena de miembros.

Por delito de blanqueo de dinero procedente del tráfico de drogas, se pide una pena de siete años de prisión y una multa de 30 millones de euros e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

El fiscal también solicita para Broberg cuatro años de prisión por cohecho, multa de 18 meses con una cuota diaria de 20 euros, inhabilitación para cargo público y para el derecho de sufragio por diez años, el mismo castigo que reclama para el funcionario de la Policía Local Rafael Gallego.

En lo relativo al delito de cohecho, el Ministerio Público defiende que tales hechos sean juzgados por un jurado popular en la Audiencia Provincial de Málaga al haber sido presuntamente cometidos en Marbella.

Estima que tales hechos "están indiciariamente acreditados y que deben ser objeto de acusación por parte de la Fiscalía, si bien puntualiza que tienen atribuido su enjuiciamiento al tribunal del jurado, conforme a la normativa que lo regula.

El hijastro de Ángeles Muñoz, nacido en Suecia, sobre el que no pesaban antecedentes penales, se encuentra en libertad provisional a la espera del juicio.

La Audiencia Nacional confirmó en enero de 2023 el procesamiento del hijastro de la alcaldesa de Marbella, del PP, por lo que dio el visto bueno al auto del juez instructor Manuel García Castellón, en el que procesó a los más de treinta presuntos miembros de esta organización, liderada por ciudadanos de nacionalidad sueca y asentada en España, que se dedicaba al tráfico de drogas y al blanqueo de capitales.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN